viernes, 8 de agosto de 2008

De la tela de araña o el ombligo del mundo...


"Nunca dejes de buscarme
la excusa más cobarde
es culpar al destino,
es culpar al destino."

Ismael Serrano

Llevo un par de días con escalofríos en el cuerpo… se están produciendo a mi alrededor extrañas “coincidencias” de esas que me hacen pensar que el mundo es una tela de araña y que, antes o después, todos tenemos que encontrarnos. Tengo la sensación de que, de alguna manera que escapa a mi comprensión, todos estamos conectados, todos compartimos el origen, todos hemos sido y seremos uno, como si cada uno de nosotros nos alimentáramos del mismo cordón umbilical, y, siguiéndolo al revés en dirección al útero (o debería decir al “Gran Útero”), pudiéramos encontrar una fuente primigenia, el centro de la tela de araña, ese lugar donde todos hemos sido y somos, y donde de algún extraño modo, todos estamos… Quizás ese cordón umbilical energético (hay quien le llama Destino) se manifieste en encuentros “imposibles”, en casualidades improbables o en los pequeños guiños de la vida, pero en este momento, tengo la sensación de estar de algún modo conectada con todos y, a la vez, conmigo misma…


La pregunta de esta noche es qué quiere decirme la vida en este momento, invitándome a recorrer el camino inversamente, a volver al inicio, a la fuente primigenia, al lugar y al momento donde todo empezó…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No se si es tela de araña,pero hoy he tenido en la oficina unos chicos de esa ciudad soñada... que casualidad!!!...

tela de araña?

isolda

Anónimo dijo...

Me gusta leerte en este momento, porque siento una sensación bastante parecida. A veces ciertos guiños de la vida, encuentros... esos instantes inesperados que de pronto hacen dar un giro a nuestras vidas nos ilusionan aunque al mismo tiempo... nos asustan un poquito. ¿Por qué ocurre todo de esta manera? ¿serán verdaderamente meras casualidades?. Aún así me encantan :)

besos

Tharsis
http://mientrasvivimos.blogomundo.com

Sergio dijo...

Genial canción del gran Ismael Serrano :)

Imagino que esa tela de araña te ha llevado a mi blog y a mi al tuyo. Confirmadas mis sospechas sobre que piensas de "el destino" :P

Sólo yo... dijo...

Te escribí un comentario, en algún lado de tu blog...
Visita el mío y te encontrarás una sorpresa...

Saludos. Estefanía