sábado, 15 de diciembre de 2007

Algo tan parecido al amor...


Dejar la puerta abierta. ¿Qué es si no el amor?
Ahora que es de noche. Ahora me doy cuenta. De la realidad
¿Quién tiene la culpa de que amanezca todos los días?
¿Qué sentido tiene, tanto silencio?


Carmen Amoraga me regala estas palabras mientras recuerdo que, como si de un regalo navideño se tratase, he envuelto mis alas en papel de celofán blanco y las he atado con un cuerda de color dorado. Con respeto y todo el amor del mundo las he guardado en mi armario mágico y he cogido entre las manos un viejo manual “Como sujetarse bien firme las alas y echar a volar después” que algún duende venido de otras latitudes me dejó un día en un estuche de color verde a la entrada del faro. Una entrada que, como esa puerta de la que habla Carmen, permanece, pese a todo y al tiempo, abierta…
¿Qué es si no el amor?

1 comentario:

Brigantia dijo...

Una puerta que sigue abierta a pesar del tiempo, a pesar de lo vivido, una puerta abierta que anhela ese momento en q cruce la puerta... pero esa puerta debe de estar muy escondida...tambien es cierto que si así es, solo la encontrarán los elegidos...
¿Que es si no el amor? De mantener la esperanza de que suceda; y algún día tiene q suceder...

No tengas miedo a pasear por la vida con las alas puestas, ya sabes que en la caja cogen polvo, y es más facil q se estropeen. Las alas de luz a ti siempre te acompañan...

Te quiero princesa

Mil bikiños

P.d. ya quedan pocos días para el nuevo proyecto