miércoles, 7 de noviembre de 2007

Aniversarios...


Hoy me he detenido a pensar en la importancia que tienen para nosotros determinadas fechas. Hay dias que parecen escritos en letras más grandes en el calendario. Días que aparentemente están destinados a ser 24 h. normales hasta que sucede algo que los subraya en rojo en tu almanaque personal. Hace unos días fue uno de esos. Fue el primer aniversario de muchas, quizás, demasiadas cosas. Y no puedo dejar de pensar que aquella persona que caminaba las calles de una ciudad mágica hace poco más de 365 días, poco o nada tiene que ver con la que está escribiendo este post. Se ha cumplido el primer aniversario de algunas enseñanzas que me marcaron a fuego. Hace poco más de un año comenzaba a entender como determinados encuentros fugaces pueden cambiarte la vida, como algunos lugares se te graban para siempre en la retina, como una imagen, una escultura en una plaza cualquiera, puede enseñarte quien eres realmente. Hace poco más de un año mis cimientos se tambaleaban con fuerza, perdía el rumbo, me sentía extrañamente sola y desconsolada, y sólo una frase de labios de un extraño: " La speranza é l'ultimo a morire", podía atajar mis lágrimas.


Hoy sólo puedo dar las gracias. Dar las gracias por esa esperanza y, sobre todo por la fuerza y la persistencia de mi corazón, que no ha perdido el aliento en todo este tiempo. Ahora, un año después, se prepara para, en breve, volver a celebrar el milagro de estar vivo.

3 comentarios:

Brigantia dijo...

Algunas personas, así como ciudades, entran en la vida de otras dejando una gran huella en su corazón y consiguen que nunca vuelvan a ser las mismas de antes...

Bo finde, q a luz e a forza te acompañe. Non esquezas quedarte cos pequenos detalles.

Querote, meiga.

Mae dijo...

Gracias. Por todo.

Anónimo dijo...

aunque sea con retraso,
feliz primer año de vida !! de nuestra nueva vida !!!

buscaremos siempre,algunos les llamaran fantasmas,incluso yo le llamo fantasma,algunos nos llamaran locas,incluso yo me llamo loca,pero si esos algunos vivieran aunque sea una infima parte lo que hemos vivido,que no te quepa duda que estarian encantados de querer locamente a un fantasma.

per sempre

isolda