lunes, 25 de enero de 2010

Avatar o el equilibrio...

Este fin de semana he ido a ver “Avatar”. Había escuchado de todo, que si era una superproducción y nada más, que si era la típica peli pastelosa, etc… pero decidí fiarme de una persona que me conoce más que bien y que sin contarme nada más me dijo: “Vete a verla, a ti te va a encantar"...


Avatar es una superproducción americana, una apuesta por lo seguro (historia de amor, valores, animación y para más 3D), pero sobre todo es un alegato a la naturaleza y a la creencia de que todos estamos unidos por el mismo cordón energético.


Repasando la película puedes ver cada uno de los llamados principios wiccanos o neopaganos: existe una gran divinidad femenina, la Diosa Eywa, que puede ser madre y bruja, dadora de vida y destructora. Tal como lo marca la Wicca, la Diosa no interviene a favor o en contra de nadie, sólo se encarga de que el equilibrio no se rompa. Se le rinde culto a través de todo, porque Ella está en todo, especialmente en la naturaleza. La puedes encontrar en cada flor, en cada árbol, en cada gota de agua… por eso se debe respetar a todo ser. Además todos estamos conectados por el mismo cordón energético entre nosotros, y a Ella, y todo lo que suceda en cualquier lugar, y a cualquier ser de la naturaleza, nos puede afectar de uno u otro modo. “Así como es arriba, así es abajo”- dice la Wicca.


En "Avatar" el centro del poblado es Arbolmadre, que “extrañamente” nos recuerda bastante al árbol de la vida que se representa en la espiritualidad céltica. Ese símbolo establece la comunicación entre los tres niveles del cosmos: el subterráneo, el del subconsciente, lo oculto, lo que no se ve, está representado por las raíces. El de la vida diaria, el de la superficie se representa por el tronco, y finalmente el nivel más elevado, el más espiritual y al que tiende todo ser, queda marcado por las ramas. Así el árbol es el eje del mundo, que establece la relación entre el cielo y la tierra, naciendo de esta última.


Otro pilar del paganismo al que alude la película es que cada ser tiende a elevarse, a tratar de ser mejor en la siguiente existencia. Avatar habla entre líneas de la reencarnación, de la posibilidad de volver a nacer en otro cuerpo para vivir más acorde con lo que nos rodea. Además la película aborda la posibilidad de la ver más allá de los ojos, de la visualización energética, de poder sentir el alma de cada ser vivo, de ver lo que vive en sus corazones…”te veo”…


Ahora entiendo por qué el Vaticano a través de sus medios de comunicación comenzó una campaña de desprestigio del director James Cameron y de la película calificándola de blanda, parábola superficial, guiño a las “pseudoctrinas paganas” ( que van a decir los que igualaron el paganismo al satanismo, se olvidan de dónde han sacado todos sus ritos, su calendario, etc…) y emocionalmente escasa.


Independientemente del alegato, y de las creencias de cada uno, yo la recomiendo: por la historia, por las imágenes y por la posibilidad de soñar un ratito.
Yo, pese a lo que piensen en Roma, sigo a lo mío…


" Saol na saol,
tùs go deireadh,
tà muid beo.
Go deo"


Que la Diosa os bendiga….Luz a vuestros corazones

4 comentarios:

Angie Simonis dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, es más, yo pensé alborozada: ¡la Diosa ha llegado también a Hollywood!
y es es que su fuerza ya no puede pararse porque para su retorno ha contado con todas nosotras, que cada vez somos más y más conscientes.
Biengastados sean los millones y millones que ha costado la película si han contribuido a difundir el mensaje de la Madre.
Y los de la Iglesia, simplemente, están muertos de miedo porque se les acaba el chollo...

Sergio dijo...

Si tenía dudas para ir a verla por los motivos que comentabas al principio (superproducción vendida por mil y un sitios)... Somos ovejas aunque a veces nos cueste admitirlo, y en este caso, creo que serás mi pastor jeje

Miraré de animarme para verla, ya que parece que tenemos gustos parecidos para el cine

PS: También me alegra volver a leerte :)

Anónimo dijo...

ja me alegra que hayas ido a verla y menos mal que escribes porque con todos los preparativos nos vemos yo también tengo una sorpresa....................

RMC dijo...

Excelente y reflexivo texto,
un placer pasar por tu casa,
que tengas una feliz semana
un abrazo.